Asesorarte apoyándonos en nuestra experiencia

forma parte de nuestra filososfía

Transportes de Mercancías

La póliza de transporte ampara las mercancías contra las pérdidas o deterioros a que se vean expuestas durante su transporte normal, es decir, cubre los riesgos o azares propios del transporte cuya causa deberá hallarse, fuera del control del asegurado. Los tipos de seguro de transporte de mercancías son:

  1. Transporte Marítimo o Aéreo:

Garantiza el amparo de los daños que puedan afectar a la carga transportada expuesta a los riesgos propios de la navegación tanto marítima como aérea, por ejemplo: pérdida total del buque, abandono debido a naufragio, abordaje, incendio, temporal, echazón, explosión de calderas, averías o roturas de máquinas, accidentes aéreos, carga y descarga, entre otros.

  1. Transporte Terrestre:

Este seguro tiene por finalidad resguardar los traslados terrestres dentro del territorio nacional de bienes y mercancías que se generen en un negocio específico. Las coberturas básicas que incluye son:

  1. Choque, vuelco, embarrancamiento, descarrilamiento.
  2. Incendio, rayo, explosión, huracán, ciclón o tornado.
  3. Desplome de puentes, alcantarillas, muelles y plataformas.
  4. Deslizamiento de tierra y creciente de aguas navegables.
  5. Varadura, encallamiento o hundimiento de embarcaciones lacustres, fluviales o marítimas de servicio regular.

Además se pueden contratar las siguientes coberturas adicionales:

  1. Robo, asalto y atraco.
  2. Hurto simple.
  3. Carga y descarga.
  4. Falta de entrega o extravío de bultos completos.
  5. Huelga, motín, conmoción civil y daños maliciosos.
  6. Paralización de las máquinas de refrigeración.