El Contrato de Fianza “Es un contrato por el cual una persona, llamada fiador, se obliga frente a otra, denominada acreedor, a pagar una cantidad de dinero por el incumplimiento de las obligaciones asumidas por su afianzado (deudor)” de acuerdo al artículo N° 153 de las Normas que Regulan la Relación Contractual en la Actividad Aseguradora según la Gaceta Oficial 40.973 de fecha 24/08/2016. Las Características del Contrato de Fianza se encuentran enmarcadas en el artículo N° 154 de la Norma antes mencionada, y son las siguientes: “El Contrato de Fianza es consensual, subsidiario, oneroso y accesorio a una obligación principal”. Su vigencia será el tiempo que dure el contrato y el mismo no contempla renovación, no obstante para efectos de Reaseguro se debe cobrar la contraprestación si el mismo se llegara a extender por causas especiales, lo cual no se considera renovación sino un anexo de prórroga de vigencia.

El prorrateo de la prima es la parte proporcional de la prima que se establece en función de los días efectivos de duración del contrato de seguro. Por esta razón en el ramo de fianzas, el nombre correcto es Contraprestación no Prima, esta debe ser calculada en base al tiempo completo que durará el objeto a afianzar. No se puede participar en un contrato que haya comenzado, la contraprestación es anual o por el lapso del contrato. Se cobra la prima a tasa full, multiplicado por el monto a afianzar. No existe prorrata.

En principio todas las fianzas deben tener una contragarantía, deben contener como mínimo, la subrogación de los derechos, acciones y garantías que tenga el acreedor garantizado contra el deudor.

  1. Garantías reales: hipoteca, prenda, depósito.
  2. Carta de conformidad de casa matriz.
  3. Carta de crédito emitida por una entidad bancaria.
  4. Anticipo administrado.
  5. Títulos valores transferibles.

Los daños o pérdidas ocasionados por cualquiera de los fenómenos de la naturaleza arriba mencionados, darán origen a una reclamación separada por cada uno de ellos. Pero si varios de estos fenómenos citados ocurren dentro del periodo de 72 horas consecutivas, contadas desde el inicio de cualquiera de los fenómenos citados, los daños o perdidas ocurridos durante tal periodo de 72 horas serán considerados como un solo evento. Tal inicio será establecido por las autoridades oficiales competentes en la materia.

No, según la tarifa de incendio aprobada por la Superintendencia de la Actividad Aseguradora, no se pueden emitir pólizas con las líneas aliadas sin la cobertura básica de incendio.

Sí, de hecho se realizan por el ramo de riesgos diversos.

  1. Índole.
  2. Ubicación.
  3. Valores a Riesgo Totales.
  4. Suma Asegurada.
  5. Nuestra Participación.
  6. Tasa.
  7. Prima Bruta Anual.
  8. Riesgos Cubiertos.
  9. Comisión.
  10. Vigencia.
  11. Sub-límites.
  12. Deducibles.
  13. Exclusiones.
  1. Índole.
  2. Ubicación.
  3. Valores a Riesgo Totales.
  4. Suma Asegurada.
  5. Prioridad.
  6. Nuestra Participación del Exceso.
  7. Tasa.
  8. Prima Bruta Anual.
  9. Riesgos Cubiertos.
  10. Comisión.
  11. Vigencia.
  12. Sub-límites.
  13. Deducibles.
  14. Exclusiones.

Existen varias formas de cálculo para el respaldo no proporcional, sin embargo, cada reasegurador guarda su fórmula de cálculo, pues es una ventaja competitiva.

De igual manera todos toman como base la prioridad de la cedente en el respaldo y su posible participación en el exceso.

Ésta inicialmente se calcula partiendo de las justificaciones técnicas que confirman los reaseguradores, se toman en cuenta características de la construcción para así cotizar, tales como:

  1. Tipo de construcción.
  2. Niveles.
  3. Zona sísmica.
  4. Nivel freático.
  5. Tiempo de ejecución.
  6. Entre otras.
 
  1. Slip de cotización.
  2. Memoria descriptiva.
  3. Estudio Geotécnico.
  4. Planos.
  5. Cronograma.
  6. Presupuesto.
  7. Cualquier otro documento que sea requerido de acuerdo con la complejidad de la obra.
La información para poder analizar un contrato proporcional y el reasegurador pueda tomar una decisión de respaldar o no o dar unas condiciones es:
  1. Ramos a ser amparados.
  2. Límites de suscripción.
  3. Tipo de contrato por ramo (cuota parte / primer excedente).
  4. Retención de la cedente.
  5. Perfiles de cartera de prima.
  6. Perfiles de cartera de siniestros.
  7. Estadísticas desarrolladas por ramo.
  8. Cúmulos de terremoto, actuales y proyectados.
  9. Estimados de primas cedidas.
  10. Comisiones solicitadas.
  11. Políticas de suscripción.
  12. Siniestros más importantes.
La información para cotizar un contrato de este tipo es:
  1. Ramos a ser amparados.
  2. Límites de suscripción.
  3. Prioridad por ramo.
  4. Cobertura solicitada, en caso que requiera capacidad catastrófica en algún ramo (transporte, automóvil, accidentes personales, embarcación, vida, otros).
  5. Perfiles de cartera de prima.
  6. Siniestros individuales por lo menos de los 3 últimos años, un 50% por debajo de la prioridad que se está solicitando.
  7. Estimados de primas retenidas.
  8. Políticas de suscripción.
  9. En caso de ser una empresa nueva, debe enviar información corporativa de la empresa (estructura, accionistas, etc.).
La información para poder cotizar un contrato de este tipo son:
  1. Ramos a ser amparados.
  2. Límites de suscripción.
  3. Prioridad por ramo.
  4. Cobertura solicitada.
  5. Perfiles de cartera de prima.
  6. Siniestros por lo menos de los 3 últimos años, un 50% por debajo de la prioridad que se está solicitando.
  7. Estimados de primas retenidas.
  8. Cúmulos de terremoto actual y proyectado por ramo.
  9. Políticas de suscripción.
  10. En caso de ser una empresa nueva, debe enviar información corporativa de la empresa (estructura, accionistas, etc.).

Sí, esa información es imprescindible, ya que un programa de este tipo se cotiza considerando los siniestros de años anteriores, el reasegurador lleva estos montos a valor presente, utilizando el porcentaje de inflación acumulada, con estos valores el reasegurador puede determinar si el mismo se puede ver afectado, por lo menos si llegasen a ocurrir al menos los mismos siniestros de años anteriores.

 

Porque de esta forma puede compartir con el reasegurador ciertos compromisos, como: reservas de riesgos en curso, reservas para siniestros pendientes y los siniestros pagados. Por otro lado, el reasegurador le paga a la empresa aseguradora comisiones más altas que las que obtienen por las colocaciones facultativas.

Porque es un ramo de frecuencia, todo ramo que tenga este tipo de comportamiento se cotiza en base a tasa variable, para esto igual se estipula dentro de la cotización un límite máximo anual agregado, que es el monto máximo que cubrirían los reaseguradores.